15 Sep 2013
Danilo Picart / Portaluz   
 
Cuando vivió en carne propia el dolor, al conocer que mientras eran novios, su esposo fue descaradamente infiel. Cuando padeció la violencia en el matrimonio..., sus ojos se abrieron, y vio la brutal violencia que ella misma había ejecutado a los 18 años
 
La ausencia del padre y el embarazo adolescente
Patricia vivía en Uruguay. Era una mujer católica pero sin grandes convicciones, la separación de sus padres cuando tenía 15 años la dejó, junto a su hermana menor, al cuidado de la madre. Carente de convicciones, límites y diálogo familiar, ambas adolescentes se dejaron arrastrar por su sexualidad…
 
“Mi hermana de 15 años había quedado embarazada y en mi casa se desató una revolución, ya que ella nunca reveló la identidad del padre, pero fue apoyada desde el primer momento. Mi familia se encontró en un estado de tristeza y de resignación, que fue disminuyendo cuando asimilaron todo”.
 
Por su parte Patricia había iniciado un noviazgo sin medir las consecuencias de dar rienda suelta a lo que el cuerpo le pedía y –como su hermana- se dejó llevar por su “desenfrenado acto de amor”. Así, al mes de haber nacido su sobrino –recuerda-, “me entero de que yo estaba embarazada, ¡y ya tenía tres meses!”.
 
Desazón, miedo, las presiones de su novio, formaron el caldo de cultivo para que al cuarto mes de embarazo la sentencia de muerte surgiera revestida de pacificadora solución. “Quise enfrentar la situación pero las heridas que había sufrido mi familia no me lo permitía. Lo hablé con mi novio y era inaceptable que yo diera una noticia así de nuevo a mi gente. Así que resolvimos el aborto para mi bebé”.
 
El asesinato era más barato en Brasil
Aún recuerda cómo se movía su pequeño hijo para todos lados, como inocente pececito nadando en el mar de la vida. Pero ya no había espacio para los remordimientos, sólo lo que ella sentía importaba. Así, luego de informarse dónde podrían concretar la decisión, ambos padres viajaron a una clínica en la frontera con Brasil. “Decidimos que era mejor hacerlo fuera del país, donde el aborto era más barato. Viajé en bus, ¡recuerdo hasta la ropa que llevaba puesta! Llegamos a una clínica donde me recibió una señora y un hombre que vestido con una cotona blanca, se presentó como doctor. Me pidieron bajarme el pantalón, sacarme la ropa interior y luego recostarme en una camilla. Frente a mí, había una gran ventana donde entraba mucha luz y sentía cómo ellos hablaban sin tenerme en cuenta para nada. Me insertaron un aparato bruscamente en mi entrepierna y en forma inmediata comenzó el asesinato”.
11 Sep 2013
Muchos hombres son responsables directos del aborto -ante el silencio feminista-, por no querer hacerse cargo de sus responsabilidades e inducir a la madre a matar al hijo común. Otros -como el caso que vimos recientemente- se ven impotentes cuando querrían tenerlos, pero la ley no les concede ningún derecho si la decisión de la mujer se inclina por la supresión del embarazo.
Una historia de sufrimiento
 
El caso que recoge la bloguera católica Rebecca Frech parece responder a una tercera tipología: cuando el aborto se produce por consentimiento común de la pareja. Y también en este caso los efectos sobre la conciencia son devastadores.
 
Rebecca estaba hablando con un "viejo y querido amigo" sobre la pérdida de su hija Bernadette, cuando ese amigo se vino abajo: "Empezó a llorar y a hablarme sobre su propia pequeña. La niña que nunca conoció y a quien ama sin reservas".  Frech pidió al hombre que escribiese su testimonio de vida en silencio como "padre postaborto", y reproduce en uno de sus últimos posts la historia de esa tragedia.
 
Un día de agosto de 1988
"Amo a la niña que nunca encontré. Jamás la llevé de la mano, ni le revolví el pelo, ni le canté canción alguna. Pero la amo igualmente": así comienza la historia, anónima, del amigo de Rebecca. Quien lamenta: "No sé si es alta o baja, y los rasgos de su rostro existen sólo en mi imaginación. Estoy seguro de que el tono de su voz y la alegría de su risa rivalizan con el coro de los ángeles. Sus ojos, brillantes, serán castaños, tal vez color avellana. Pero todo eso me lo he perdido. Todo lo que tengo son memorias irreales de cuanto pudo haber sido".
 
Explica que hace veinticinco años, en el mes de agosto, esa niña a la que hoy ama "fue abortada": "Mi pequeña. Mi única hija. Una niña que agarra mi dedo hasta hoy, pero que nunca me llamará papá. Una niña que nunca sintió el abrazo protector de su padre, porque su padre le falló en el momento en el que más le necesitaba".
 
Arrepentido y reconciliado con Dios
El hombre que escribe esta historia habla brevemente de sí mismo, aunque afirma  no ser ya el que era entonces, ese niño que asistió a un colegio católico, ese adolescente convertido "en un idiota que acudía a las fiestas a emborracharse". 
9 Sep 2013
Entiendo que haya personas con una opinión diferente sobre este asunto. Pero no porque tengas una opinión diferente eso significa que tengas razón
 
El hombre que dejó su testimonio en Facebook (acreditado por distintas organizaciones provida norteamericanas) no se anda por las ramas: "Esto no va de los derechos de la mujer. Esto va de asesinato. Lo he vivido a través del aborto". Muchas mujeres abortan inducidas, incluso coaccionadas, por los padres del niño, ante la indiferencia de feministas y abortistas teóricamente pro choice [pro elección]. Pero también muchos padres varones asisten impotentes a la muerte de hijos que querrían tener. La ley no les pide su opinión. 
 
Y el caso que nos ocupa es uno de los más estremecedores: "Perdí dos gemelos en aras del 'derecho de la mujer' a abortar. No tuve nada que decir. Sentí a mis hijos en el momento en el que murieron. Fueron asesinados. La que entonces era mi novia lloró durante meses. Ella también los sintió morir. No se dio cuenta de que había 'asesinado' a dos niños hasta que estaba hecho. Su dolor fue horrendo. Se convirtió en suicida".
 
No estaba preparada
15 Ago 2013
"Mi vida cambió para siempre a los 19 años, cuando me quede embarazada de forma imprevista": no es una historia excepcional, ni tampoco lo es la solución que encontró Hannah Rose Allen: Abortar.
C.L. ReL
Aunque había nacido en una familia provida, le faltaba información. Agobiada por tener que contar la noticia, por tener un  hijo antes de casarse, por tener que cambiar sus planes de futuro, se sintió "débil y vulnerable" y tomó un camino que luego comprendió equivocado: "Era más sencillo pensar en ello como en un embarazo, que como en un niño. De haber sabido la depresión y la culpa que seguirían, habría elegido otro camino, le habría dado a mi hijo una oportunidad. Ojalá hubiera sabido que su pequeño corazón ya había comenzado a latir", aunque admite que su propio llando delataba que, simplemente, era una madre que llevaba dentro su primer hijo.
 
Un par de días de tristeza, y listo...
A las seis semanas de embarazo, el 6 de febrero de 2009, tomó la píldora RU-486: "Tras una noche de oscuridad, el asunto había concluido. Quise volver a mi vida normal, como si la pesadilla no hubiese sucedido, olvidado aquel inmenso dolor. Me indujeron a pensar que podría olvidarlo. La consejera de Planned Parenthood [la mayor red de abortorios de Estados Unidos] me dijo que una cierta tristeza inicial tras el aborto sería normal, pero que si la depresión me duraba más tiempo no era normal y debía buscar ayuda. ¡Qué equivocada estaba! Pasaba las noches sin dormir, en agonía de mi corazón y mi alma, inquieta. Y no había nada estropeado en mí por sentirme así".
Intentando olvidar lo que había hecho, durante los meses siguientes Hannah entró en una espiral de citas, borracheras y promiscuidad: "Me hundía cada vez más en un abismo de destrucción y desesperación".
De nuevo la tentación de abortar
Y entonces, cuatro meses después del aborto, se quedó embarazada de nuevo. Volvió a pedir cita en Planned Parenthood para lo mismo, pero...
27 Jul 2013
El título no es mío, esde AciPrensa pero me gusta.
 
RÍO DE JANEIRO, 26 Jul. 13 / 12:59 pm (ACI).- ACIPrensa presenta una catequesis de un Obispo español, Mons. Juan Antonio Reig Plaen la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), probablemente la mejor sobre el tema de la cultura de la muerte, sus causas y consecuencias, pronunciada hoy ante unos dos mil jóvenes en la ciudad de Río de Janeiro en Brasil.
 
Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares en Madrid (España), contestó esta mañana una pregunta muy compleja sobre la píldora del día siguiente, los anticonceptivos y el aborto, hecha por un joven peregrino brasileño en una parroquia cercana a la playa de Copacabana. ACI Prensa presenta la respuesta íntegra del Obispo a continuación:
 
"A lo que usted se refiere es a lo que nos referimos cuando se habla de la cultura de la muerte que es la que Juan Pablo II describe en la encíclica Evangelium Vitae o Evangelio de la vida. ¿Cómo comienza esa cultura de la muerte que está bien estudiada científicamente para ser aplicada globalmente? Comienza con la anticoncepción.
 
Es una mentira que no cabemos en este mundo. Hay una planificación global para reducir la población del mundo de manera particular en los pueblos menos desarrollados. Es la lucha de los poderosos contra los débiles.
18 Jul 2013
Los éxitos de Suzi Quatro llegaron en la década de los 70, pero incluso quienes hayan olvidado o desconozcan a esta cantante norteamericana, afincada desde muy joven en el Reino Unido, les sonará el que fue su gran éxito: Stumblin´ In, cantado al alimón con Chris Norman, un "fijo" absoluto en cualquier recopilatorio del pop. ¿Un poquito de nostalgia?
 
Este miércoles, la cantautora de Detroit, nacida en 1950, cuarta de cinco hermanos, hija de italiano y húngara, concedió una amplia entrevista al Daily Mail con ocasión del próximo estreno de un espectáculo suyo en Londres. Pero en realidad sirvió para hacer un repaso a su vida, marcada por un sentimiento de culpa respecto a muchas decisiones de su vida, que la entrevistadora atribuye a la educación católica que recibió en su infancia.
 
Una infancia, por cierto, que terminó insólitamente pronto. En cuanto le despuntó el interés por la música, quiso dejar la escuela y su padre la apoyó en la decisión. Así ella empezó una vida adulta prematura a los 14 años en que empezó a dar conciertos con su banda lejos de casa, para terminar emancipándose a los 16 y lanzándose a recorrer el mundo en pos del éxito. Y aunque ella no lamenta esa decisión, sí reconoce su coste emocional.
 
Un aborto que no olvida
Los ojos se le llenan de lágrimas, relata la periodista, cuando recuerda su relación, siendo aún muy joven, con un hombre casado, ejecutivo en una discográfica. Se acostaron el día que ella cumplía 18 años, se quedó embarazada y abortó, algo que -confiesa- todavía le duele.
12 Jul 2013

Adiós, querida Magaly

Enviado por Galsuinda
La noticia de la partida de Magaly no fue una sorpresa para muchos de nosotros que sabíamos que ella vivía con el tiempo prestado por gracia del Señor. Pero siempre deja una huella profunda en todos aquellos que tuvimos la suerte de haberla conocido.
Después de mi efectivo retorno a la Iglesia Católica en 1998 (en Medjugorje), me di cuenta que todo católico comprometido con su fe necesariamente debería defender la vida y la familia.
 
En el 2001 organizamos en Cochabamba, Bolivia, el Primer Encuentro Internacional por la Vida, donde estuvo de invitado como conferencista el Dr. Oscar Botta, afiliado de Vida Humana Internacional en la Argentina; fue gracias a él que pude conocer a Magaly Llaguno y Vida Humana Internacional.
En el 2002 y por sugerencias de Magaly Llaguno es que ANE provida Bolivia consiguió la afiliación a Vida Humana Internacional.
12 Jul 2013

Una santa pasión por la vida

Enviado por Galsuinda
 
A tres semanas de que Magaly se haya ido a la Casa del Padre, es válido realizar una breve reflexión sobre el legado que esta indomable defensora de la vida humana nos ha dejado.
Reitero las palabras que en su honor publiqué como parte del comunicado de prensa de HLI y VHI que se encuentra en nuestra página de inicio www.vidahumana.org:  “Magaly se caracterizó por ser una persona de una inmensa y santa pasión por la defensa de la vida humana, sobre todo la más vulnerable e indefensa de nuestros días: la de los niños y las niñas por nacer, así como la de los ancianos, los discapacitados y los enfermos. La suya fue una voluntad indetenible frente a obstáculos de proporciones gigantescas. Un valor a toda prueba y una fortaleza espiritual como no he conocido jamás. Y todo ello alimentado y dirigido por la virtud más grande de todas: la caridad.
 
“Su legado más importante, de los muchos que se pudieran mencionar, fue el inicio, sostén y consolidación de la red de contactos y comunicación de afiliados y colaboradores de VHI. Gracias a esa red, todos nuestros esfuerzos educativos, de servicio y de otras actividades provida están dando y continuarán dando frutos para la gloria de Dios y la salvación de incontables vidas y almas. En este contexto, hay que mencionar que Magaly siempre se caracterizó por sus incansables esfuerzos por unir el movimiento provida en la colaboración y el apoyo mutuos. Nunca le dio importancia a su protagonismo, sino por el contrario siempre reconoció abiertamente el crédito debido a otros y siempre ayudó generosamente a los demás y recibió humilde y agradecidamente su ayuda.”
8 Jul 2013
La banda Flipsyde, nacida en 2005 en Oakland (California, Estados Unidos) la componen tres chicos: Piper, Steve Knight (vocalista) y Dave López, aunque la voz femenina que acompaña su tema más conocido, Happy Birthday [Feliz cumpleaños] (que llegó a ser número 3 en Alemania) se ha hecho esencial para la canción.
 
La letra de Happy Birthday recoge la desazón y el desasosiego de quien, siendo joven, decidió abortar al niño que venía. Tiempo después comprende: "¡Cometí un error!". Y le pide disculpas al no-nato en su cumpleaños, evocando lo que podría haber sido su vida y con el deseo de verle un día "cara a cara, en un lugar sin tiempo ni espacio". 

La historia parece ser real y referida a uno de los miembros del grupo, Piper, a quien se cita de pasada en la canción.

Páginas

Suscribirse a Proyecto Raquel RSS