15 Mar 2013

El Proyecto Raquel nace para ayudar "a la segunda víctima de un aborto"

Enviado por Galsuinda

María José Mansilla, coordinadora, y Jesús Chavarria, consiliario del movimiento, presentan la iniciativa dirigida a las mujeres

Emilio López

"Un aborto destruye dos vidas. Queremos ayudarte a recuperar una: la tuya", es uno de los lemas del Proyecto Raquel, que ayer presentaron en la Escuela Universitaria de Enfermería Salus Infirmorum María José Mansilla, coordinadora y presidenta nacional de Spei Mater, la asociación provida de la Iglesia católica española, y el sacerdote Jesús Chavarria, consiliario del movimiento, en un acto organizado por la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar, Defensa de la Vida y el Centro de Orientación Familiar.

Previamente, en el Obispado, se celebró una rueda de prensa en la que el delegado episcopal de Pastoral Familiar, Oscar González Esparragosa, destacó que el Proyecto Raquel es una organizacion para la atención. Al respecto recordó las palabras de Juan Pablo II "somos el pueblo de la vida" y resaltó que por eso "estar a su servicio es un deber, para salvarse de los gérmenes de la cultura de la muerte, lo que no va a venir por un cambio de leyes, sino que viene de Dios". 

Luego Maribel de la Marta, directora del Proyecto David y que se encargará de impulsar la iniciativa en la diócesis de Cádiz y Ceuta, presentó a María José Mansilla y Jesús Chavarria. 

María José Mansilla recordó que el proyecto nació en 1984 en Estados Unidos, desde donde se ha extendido a otros países y que en España lo lleva a cabo la asociación pública de fieles Spei Mater, a instancia del obispo José Antonio Reig Pla.  El objetivo es acompañar a las mujeres que han decidido abortar y que luego sufren la necesidad de sanación de ese dolor, del que no son capaces de librarse, para los que se les ofrece ayuda psicológica y espiritual. "Nuestra asistencia, que incluye a toda la familia que ha sufrido esa situación, es que las mujeres que sufren ese sentimiento de culpa tras el aborto tengan la esperanza en la misericorida de Dios, a través de un acercamiento a Él". 

Por su parte, Jesús Chavarría destacó que "el Evangelio es para todos, sobre todo para los pobres y necesitados", y puntualizó que "no se trata de condenar a las personas que han abortado, sino de acompañarlas en dolor". 

Asimismo Maribel de la Marta dijo que en Cádiz las personas interesadas en recibir esa atención pueden acudir durante las 24 horas del día al teléfono 637.262.644, que es el de Proyecto David, en tanto desde el Centro de Orientación Familiar se forma el equipo que se encargará de dicho proyecto, formado por unas 15 personas, entre consejeros, sacerdotes, psicólogos y psiquiatras, que atenderán a todos los que lo demanden.  Además, las personas que lo necesiten pueden dirigirse a la página web nacional, desde donde desvían cada caso a la diócesis correspondiente. 

Según los datos disponibles del INE, en la provincia de Cádiz se declaran 1.724 abortos anuales, lo que supone 33 abortos a la semana, cerca de cinco al día. O lo que es lo mismo, un aborto cada cinco horas en Cádiz. Entre 2001 y 2010 el número de abortos en Cádiz fue de 14.721.  Por la tarde, María José Mansilla y Jesus Chavarria expusieron en Salus Infirmorum las secuelas que el aborto deja en las personas, el denominado "síndrome post aborto", desde el sucicidio a trastornos de la sexualidad, alteraciones de la conducta e irritabilidad, entre otros trastornos psíquicos, por lo que la afectada requiere ayuda espiritual psicológica y, si fuera necesario, psiquiátrica