9 Dic 2013

Testimonio de Judith

Enviado por Galsuinda

“Judit”, como dijo llamarse, asegura que la presión del entorno para que abortara, era cada vez más grande, “y yo me dejé convencer. Mi amigo me acompañó hasta el médico y después de algunos días decidí hacer el aborto en una clínica privada. El día que se llevó a cabo es como una quemadura: no se perdió la cicatriz.

“Los médicos eran simpáticos, pero yo estaba espantada, sin ayuda y sola. Cuando me desperté de la anestesia, mi amigo estaba sentado a mi lado, pero yo no era más la misma; era otra y me sentía sola. Y esa soledad la tengo hasta hoy en día. Dejé que me quitaran a mi hijo, y así como ha muerto ese niño, algo ha muerto en mí.

“Hoy en día no lo volvería a hacer más, sin importarme cómo vaya a reaccionar mi entorno, pues vivo con miedo continuo que parece nunca acabar. En mis pesadillas veo como una pequeña niña con los brazos extendidos se dirige hacia mí y me pregunta :¿Por qué, mami, por qué? Me despierto bañada en sudor. Y ese sueño me persigue desde que me dejé hacer esa intervención.

“Mientras tanto en mi trabajo me va muy bien, pero mi vida privada esta destruida. Mi bebé tendría que tener un año. Estoy de luto por mi niño, porque además fue por error mío y ese error no puede ser reversible. Por esto es que yo sola soy la que tiene que ser penada y no mi amigo, aunque también él fue responsable. Lo único que espero es que mi bebé me perdone este error, y que entienda porqué lo hice.

“Hoy en día yo estoy totalmente sola, ya que el padre de la criatura me dejó plantada para recuperar su libertad. Escribo esto para todas las jóvenes y mujeres que se encuentran en la misma situación en que yo estaba : Piensen muy bien lo que van a hacer. Las van a torturar los traumas. Estarán solas frente a ustedes mismas, y se aumentará el dolor cuando vean una mamá con su bebé.

“Ustedes tendrán que llevar adelante las consecuencias de tal intervención, no sus confidentes. Ellos no podrá ayudar, solamente estar, pero son ustedes las que tendrá que padecerlo”, expresó “Judit”, quien compartió su testimonio al Comité Nacional Provida, con el fin de crear consciencia en quienes creen que el aborto es una puerta de escape.

De Denmechance

Etiquetas: