16 Sep 2013

Proyecto Raquel: la alternativa desde la Iglesia al síndrome post-aborto en Sevilla

Enviado por Galsuinda
Nace en Sevilla un proyecto que ayuda a las mujeres que sufren un trauma psicológico tras haber abortado. Es la aportación más directa de la Iglesia a una realidad poco conocida pero que atañe a un porcentaje importante de las mujeres que han pasado por el drama del aborto
 
Por Ana Capote 
Con una misa presidida el pasado martes por el arzobispo, dio comienzo la andadura del Proyecto Raquel en la Archidiócesis de Sevilla. En la Eucaristía participaron las personas que tienen encomendado el impulso y desarrollo de este proyecto en Sevilla. En su mayoría colaboradores de la Delegación de Familia y Vida que ofrecerán ayuda espiritual, psicológica y psiquiátrica a las personas afectadas, así como los directores de los diferentes Centros de Orientación familiar, sacerdotes y voluntarios implicados en este proyecto.
 
¿Qué es el Proyecto Raquel?
Esta iniciativa surgió en Estados Unidos hace más de veinte años como una apuesta de la Iglesia Católica para el acompañamiento a las personas de alguna forma heridas por un aborto. Médicamente se habla del síndrome post-aborto, y a esto es a lo que hace frente Proyecto Raquel. Actualmente está implantado en la mayoría de diócesis norteamericanas así como en otros países. En España cuenta con la dirección y supervisión del obispo de Alcalá de Henares y presidente de la Subcomisión de Vida y Familia de la Conferencia Episcopal, y el impulso de la asociación pública de fieles Spei Mater, cuya misión es la promoción e implantación del Proyecto Raquel en España y en los países hispanohablantes. Este proyecto también fue acogido en su día por el Papa Francisco, entonces arzobispo, en su Archidiócesis de Buenos Aires.
 
Proyecto Raquel en Sevilla
 
Cuenta con una estructura diocesana dependiente de la Delegación de Familia y Vida. Su estructura elemental está constituida por una comisión, un grupo de consejeros y sacerdotes y una línea de teléfono exclusiva para este uso, donde la persona que solicita ayuda podrá recibir información y ser atendida. Con posterioridad, una vez que esté preparada, se establece una primera toma de contacto con un consejero o sacerdote que le proporcionará un cuidado personalizado con el único objetivo de buscar la reconciliación y curación.
 
El aborto en números 
 
Más del 90% de los 120.000 abortos que tuvieron lugar en España en el año 2012 se ampararon en el supuesto de peligro para la salud psicológica de la madre. Estudios médicos demuestran que el aborto, en vez de mejorar la salud mental de la mujer, ocasiona casi siempre gravísimos trastornos psicológicos. Son muchas las mujeres que buscan su liberación y bienestar psíquico recurriendo al aborto, pero una vez realizado este experimentan que su felicidad murió junto con su hijo. Hay un dato estremecedor: más del 40% de las mujeres que han abortado ha pensado en suicidarse. Precisamente, el número de suicidios que se da en este colectivo es entre seis y siete veces mayor que el de las mujeres que dan a luz. El 80% sufre síntomas depresivos, el 40% trastornos de la sexualidad, el 60%, alteraciones de la conducta y el 70%, irritabilidad. El panorama no es idílico, precisamente.

Monseñor Asenjo junto al grupo que comienza Proyecto Raquel en Sevilla

 
 
Historias reales
 
Muchas podrían ser las palabras, aunque aún son más los testimonios de las personas que han pasado por esta situación del síndrome post-aborto. En la página web del Proyecto Raquel se ofrecen testimonios muy reveladores de una crisis personal de complicada solución: "Una niña que agarra mi dedo hasta hoy, pero que nunca me llamará papá" resumía su historia un hombre. O "perdí dos gemelos en aras del 'derecho de la mujer' a elegir", se lamentaba un padre que no pudo llegar a serlo. 
 
Ya hay direcciones y teléfonos de contacto a disposición de aquellas personas que deseen recibir ayuda de Proyecto Raquel en Sevilla: proyectoraquel @ ar-chisevilla.org o teléfono 616.88.70.50. Al otro lado del teléfono o el correo electrónico encontrarán un equipo que ha recibido una cuidadosa preparación durante los últimos cuatro años. Los delegados diocesanos de Familia y Vida resumen así el objetivo de este proyecto: "ayudar a las mujeres que pasan por esos momentos, para que no se dejen vencer por el desánimo ni pierdan la esperanza".
 
Una iniciativa eclesial que nace de una apuesta radical por la vida, como reiterara el arzobispo de Sevilla en la misa inaugural del Proyecto Raquel en Sevilla: "La iglesia, además de defender la vida del no nacido, quiere defender también la vida de las mujeres que han sido víctimas del trauma del aborto. El abort
o -añadió- no es solamente un homicidio sino, también, un suicido en la medida que parte el alma de todos aquellos que están involucrados en él". Para salir al paso de este drama, está también la Iglesia. Está Proyecto Raquel.
 
 

 

Etiquetas: